“Ecologistas Vs Ecólogos”

Ecologista: partidario del ecologismo o que lo pone en práctica.

Ecologismo: movimiento social que busca un modelo de sociedad donde las personas puedan vivir en plena comunicación con la naturaleza y los demás seres humanos.

Ecólogo: persona que se ocupa de la ecología, de definir y analizar las características de las distintas poblaciones, de sus individuos y de los factores que determinan la agrupación en comunidades.

Ecología:  especialidad CIENTÍFICA centrada en el estudio y análisis del vínculo que surge entre los seres vivos y el entorno que los rodea, entendido como la combinación de los factores abióticos (entre los cuales se puede mencionar al clima y a la geología) y los factores bióticos (organismos que comparten el hábitat). La ecología analiza también la distribución y la cantidad de organismos vivos como resultado de la citada relación.

Es decir, la ecología y el ecólogo son, respectivamente, la ciencia y el científico especialista de esta rama, mientras que el ecologismo y el ecologista son una ideología y un seguidor de un movimiento ideológico o social. Entonces, ¿por qué cada vez que en los medios de comunicación se debe tratar un tema relacionado con el medio ambiente es un ecologista el experto que nos expone el tema y no es nunca un ecólogo el que nos informa de la verdadera situación? Me parece un poco absurdo, llevado a los extremos sería como si un forofo de Al Rojo Vivo nos explicará la crisis económica mundial en lugar de un Economista, o si un drogadicto de metanfetaminas nos hablara de las propiedades de los enlaces químicos de esta droga en lugar de un Químico. ¿A cuál de los dos creerían?

* Si algún científico o ecologista se han sentido ofendidos por el retrato estereotipado de arriba pido disculpas, no es más que un recurso gráfico para expresar el contenido de esta entrada. Se da por hecho que ni todos los científicos ni todos lo ecologistas son como se retrata más arriba.

“Qi…” (1ª Parte)

La traducción de Qi (también conocido como Chi o Ki) es energía, no es una cosa de películas, cómics o juegos de rol, es aquella base común a todas las cosas del universo, es “aquella energía desconocida”. El Qi es invisible al ojo humano (para algunos) pero puede sentirse como una sensación de calor o de hormigueo, y sigue unos caminos determinados por dentro del cuerpo. Estos caminos establecidos son los meridianos, formados por 8 vasos, 12 canales y más de 300 cavidades que conectan las diferentes partes del cuerpo.

En esta entrada no entraremos a debatir si el tema del Qi es ciencia, pseudociencia o esoterismo, en cualquier lugar yo no soy quién para poner en duda algo que ya usaban durante la Dinastía Shang (1766-1123 a.C.). Hacia el año 1034 ya se había establecido un mapa de acupuntura completa, el cual ha podido ser  corroborado por la tecnología actual. En cualquier lugar, entre las ciencias, el éxito de las nuevas terapias alternativas en occidente y el acceso a la información de diferentes culturas gracias a internet parece que el Qi no es cosa de magia.

El Qi es la energía o fuerza vital que llena el universo. Al igual que el agua el Qi fluye desde las zonas de potencial superior a las zonas de potencial inferior, de esta forma se equilibra de forma natural. Si el agua turbia se deja en reposo, la arena se asentará en el fondo, dejando la superficie clara y tranquila, pero si se agita el agua toda la arena volverá a subir y se enturbiará el agua, lo mismo ocurre con las emociones y la fuerza, todo debe estar tranquilo.

El Qi es fácil de notar, de descubrir y de aprovechar, hoy en día con internet tenemos a nuestra disposición todo tipo de ejercicios de Chi Kung y de Tai Chi excelentes para entrar en este mundo de energía. Para los artistas marciales es muy importante su aplicación pero para los que no lo son también, el control del Qi te permite y te ayuda a mantenerte en buena forma y con buena salud física y mental.

Fuentes: “La raíz del Chi Kung Chino” (Dr.Yang & Jwing Ming) y “Taijiquan” (Maestro Liang Shou-Yu & Wu Wen-Ching)